Los impactos residuales acaban con nuestra naturaleza




Los impactos residuales son aquellos que finalmente se producen una vez llevadas a cabo la medidas correctoras y minimizadoras de un proyecto. Se trata de los impactos reales que están produciendo los miles de proyectos que se aprueban cada año en España.

¿Es asumible el impacto de una granja de pollos con su camino de acceso incluido fuera de un espacio protegido? Probablemente si, pero eso no quita que tenga un impacto sobre el medio ambiente ¿Quién paga este impacto residual? Lo paga la naturaleza, lo pagamos todos, ya que estamos perdiendo patrimonio natural, un patrimonio que es de todos. Por lo tanto, entre todos, a través de perder calidad de nuestro medio ambiente, estamos financiando una parte de un negocio privado.

Bueno, esto no sería demasiado problemático si se tratase de un solo proyecto, pero hay que sumar los impactos residuales de todos los proyectos que se aprueban en el año, así como el de todos los años anteriores.

Gracias a que los impactos residuales sean gratis nos encontramos con nuestros campos plagados de vallas, industrias, casas aisladas, granjas, canteras, etc. Todos estos proyectos, en su conjunto, están teniendo grandes impactos sobre nuestra naturaleza y explican, en parte, el declive de un gran número de especies habitualmente denominadas comunes.

Este es un malfuncionamiento del procedimiento de evaluación de impacto ambiental que debe ser corregido en el menor tiempo posible. La solución es sencilla, deben evaluarse y cuantificarse estos impactos residuales y debe imponerse medidas compensatorias que permitan restaurar hábitats a los promotores de los proyectos. Además, deben comarcalizarse los impactos con el objetivo de poder cuantificar su impacto acumulado y valorar si sigue siendo adecuado autorizar más proyectos en esas comarcas mediante indicadores de calidad del hábitat.

Se trata de emplear el mismo criterio de que quién contamina paga, en este caso quién destruye naturaleza que restaure naturaleza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada