No le molestes ahora que se reproduce




Yo muchas veces sospecho que los biólogos de los departamentos de Evaluación de Impacto Ambiental y yo no hemos estudiado la misma carrera. Aparentemente tenemos la misma titulación, pero los conocimientos difieren sensiblemente. Me acaba de venir esta reflexión a la mente tras leer un artículo en el que el director de la obra de duplicación de la circunvalación de Arrecife, aseguraba que paralizarían los trabajos durante los meses de abril, mayo y junio para respetar la época de nidificación del chorlitejo patinegro. Me imagino que para toda la gente de bien, que haya leído hoy La Provincia, se habrá sentido reconfortado de saber que se salvaría esta especie amenazada, pero a mi la imagen que me ha venido a la cabeza es que el año que viene, alguno de esta gente de bien, atropellará a sus crías o incluso matarán a los adultos que han sido protegidos este año. Eso sí, habrán podido reproducirse un año más.

Está bastante extendida como medida correctora en las declaraciones de impacto ambiental de infraestructuras el incluir paradas biológicas durante la construcción allí dónde hay especies amenazadas. Pues bien, esto es una barbaridad.

De forma general no habría que hacer obras en época de reproducción en ningún lugar en el que puedan reproducirse animales ya que la destrucción de nidadas y camadas está prohibido por la ley, y en aquellos lugares en los que se reproduce una especie amenazada no debiera hacerse nunca la infraestructura, salvo raras excepciones en las que una vez construida no afecte a la calidad del hábitat ni a la vida de los ejemplares.

Efectivamente, las especies no crían cada vez en un lugar diferente, sino que tienden a hacerlo en aquellos lugares con hábitat adecuado para ellas. Es más, muchas especies tienen una enorme fidelidad a su territorio, por lo que tendrá la mima afección el año en el que se construye que en los siguientes años.

Así que por favor, biólogos de este país que os dedicáis a hacer estudios de impacto ambiental o declaraciones de impacto ambiental, prohibid directamente las obras en época reproductora que puedan suponer la destrucción de puestas de cualquier especie y no permitid la construcción de proyectos impactantes si lo que allí habita es una especie amenazada.

Mientras tanto cruzaremos los dedos por los pobres chorlitejos que tendrán que esquivar las ruedas de los coches.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada