Consumo responsable: aceite de palma




Cualquier español contestará sin titubear que no saben de qué le hablan con el aceite de palma y que lo que aquí consumimos es, el muy sano y mediterráneo, aceite de oliva y, si no se puede, aceite de girasol. Pero lo cierto es que compramos y consumimos muchos alimentos preparados que utilizan el aceite de palma.

Tal vez haya más gente que le suene la muy efectiva campaña de Greenpeace contra Nestlé que utilizaron al conocido Kit Kat como ejemplo de un producto que está ayudando a la deforestación de las selvas en las que vive el muy amenazado orangután. Te recomiendo los siguientes vídeos de greenpeace sobre la campaña: http://periodismohumano.com/economia/nestle-resbala-con-el-aceite-de-palma.html.

Con el objeto de intentar hacer un consumo más responsable he intentado informarme más sobre este tipo de aceite y de los productos que pueden utilizarlo de manera poco sostenible.

Bueno, las principales críticas de Greenpeace se dirigen a la empresa productora de aceite de palma Sinar Mas. Es la empresa a la que adquiría Nestlé el aceite y que tras la campaña de Greenpeace ha dejado de hacerlo. Parece que las denuncias de Greenpeace están bien fundadas ya que incluso la Mesa redonda para la producción sostenible de aceite de palma (más conocida por las siglas RSPO) ha enviado a las tres empresas productoras de aceite de palma pertenecientes al grupo Sinar Mas cartas que dan por ciertas las acusaciones contra Sinar Mas que Greenpeace ha expuesto en sus últimos informes y conmina a esta empresa a tomar acciones correctivas urgentes bajo la amenaza de expulsión (mira este enlace). Buscando en wikipedia (sigue este enlace para ver el artículo) veo que ya hay otras empresas que han dejado de hacer negocios con Sinar Mas y sus filiales, en concreto: Burguer King, Abengoa y Carrefour.

También he encontrado otras empresas que todavía compran a Sinar Mas, por ejemplo Pizza Hut y Dunkin’ Donuts (mira este enlace), pese a que esto contribuya a la destrucción de selva tropical en Borneo y Sumatra.

Bueno, tras conocer esto, el día que me apetezca pegarle una patada a mi colesterol lo haré en Burguer King y no en Pizza Hut o en Dunkin’ Donuts.

Si conoces más empresas que sean clientes de Sinar Mas no dudes en enviarme un mensaje. Quiero limitar el efecto destructivo sobre la biodiversidad que se puede llegar a hacer con mi dinero.

2 comentarios:

Ramos Encalado, Juan José dijo...

Recuerdo, con mucho dolor, que a los lados de la autopista entre Johor Bahru, en la frontera Sur de Malaysia peninsular, con Singapur, y Georgetown, en el Norte,únicamente se ven kilómetros y kilómetros de estas palmeras aceiteras. Aún no sé como sobreviven dos lugares emblemáticos, el P.N. Taman Negara y el Panti Forest. De ahí me fuí a Sumatra, y al menos hubo variedad, kilómetros y kilómetros de palmera aceitera combinados con kilómetros y kilómetros de árboles del caucho, todo para poder llegar al P.N. Gunung Leusser, donde tuve un contacto en la selva con un orangután macho, que nos fue siguiendo, hasta que lo tuvimos a apenas 1 metro de nosotros. Evitamos el contacto, pero cuando colgado de una mano de un árbol y me extendió su mano hacia mí, no pude por menos que acercarle la mía y empecé a llorar de la emoción. Un nativo me señaló, al borde de la selva, que cuando él era pequeño vió un tigre de Sumatra allí, como a 2 km. en lo que hoy día eran plantaciones de palmera de aceite. Para que luego digan que son ecológicas.

Javier Cañadas dijo...

Hace dos años en Borneo, preguntamos por donde se llegaba aun parque natural que estabamos buscando (P.N. Tabin) nos dijeron que estaba justo detrás de una plantación de palmeras de aceite, para nuestra sorpresa tardamos dos horas en cruzar todo el palmeral, tenía 60km de longitud. era como si el bosque de Irati estuviera rodeado de un cinturon de sesenta kilometros de espesor por eucaliptos, un desastre.

Publicar un comentario en la entrada