El puerto de Sevilla, Doñana y la ciencia




La respuesta de la Ministra de Medio Ambiente, Rosa Aguilar, en el caso del puerto de Sevilla es preocupante y decepcionante. Según la prensa, la ministra, tras el informe de expertos científicos que tras cinco años de investigaciones y deliberaciones han dictaminado el grave impacto negativo que tendría el dragado del Guadalquivir sobre el Parque Nacional de Doñana, sigue sin tener claro si puede o no llevarse a cabo (lee por ejemplo el artículo de Público siguiendo este enlace).

La Ley de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad prohíbe llevar a cabo proyectos que afecten negativamente a un espacio de la Red Natura 2000 y Doñana sea probablemente el más importante de toda la red. Por lo tanto, a mi juicio, lo suyo es que la Ministra de Medio Ambiente nada más recibir el informe científico hubiera dado, en una declaración solemne, carpetazo a tan delirante proyecto.

No hacer esto es poner en duda el juicio de nuestros científicos, poner en riesgo a Doñana y mandar un mensaje claro a todos los promotores del país: “todo puede hacerse, las leyes medioambientales pueden vulnerarse, todo depende de lo que me propongas”.

La Ministra se comprometió a pintar de verde el Ministerio, los científicos le han dado una brocha y un bote de pintura, ahora queda por ver si se remanga y se pone a pintar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada