De reyes magos, de planes de recuperación y de alondras ricotí




Ayer les pedí a los reyes magos, vía Twitter, que las comunidades autónomas aprobasen, tal y como obliga la ley, los planes recuperación de las especies amenazadas antes de que se extingan y que aprueben los planes de recuperación de los espacios protegidos antes de que pierdan su valor.



Esta mañana, me levanté con cuidado de no pisar ningún excremento de dromedario, para ver si había sido lo suficientemente bueno, y sus mágicas majestades habían accedido a mi demanda. Hoy día 6 no se ha publicado ningún boletín oficial, así que habré de esperar hasta mañana para estar seguro, pero creo que no se ha cumplido mi deseo.

Por el contrario, me dejaron una bella reproducción de una alondra ricotí. Tal vez, lo han hecho para recordarme que la alondra ricotí se extinguió de Cataluña sin que se aprobase su plan de recuperación y que en Andalucía, Comunidad Valenciana y Murcia va por el mismo camino.

Las Comunidades Autónomas tienen la obligación de establecer medidas para la conservación de todas las aves silvestres desde 1986 y de aprobar planes de recuperación desde 1989. La Ley de Patrimonio Natural de 2007 dio un plazo de gracia hasta diciembre de 2010 que ninguna comunidad autónoma cumplió.

¿Cuándo se extinga una especie de una comunidad autónoma quién será el responsable? Los ciudadanos deberemos pedir explicaciones a Jordi Pujol, Pasqual Maragall y a José Montilla por la extinción de la Ricotí o habremos de pedírselas a sus Consejeros. Los juristas nos dirían que a la Generalitat. La realidad es que es un patrimonio que hemos perdido a manos de la desidia de nuestros gobernantes y de la voracidad y egoísmo de promotores y agricultores.

Feliz día de Reyes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada