El final de la Contrapasa



SEO/BirdLife y otras organizaciones locales vascas como Izate y Lanius llevan trabajando más de diez años para acabar con la caza en contrapasa. Esta modalidad de caza de aves consiste en abatirlas en su migración prenupcial. Al tratarse de un periodo crítico en el ciclo biológico de las aves, la Unión Europea la prohíbe desde 1979 en la que se aprobó la Directiva de Aves Silvestres.

Pese a esta prohibición, son varias las sociedades de cazadores que han presionado a las administraciones para que las aprobasen, consiguiendo el apoyo de varias Diputaciones Vascas y de Navarra.

En 1998, SEO/BirdLife interpuso un contencioso contra la Orden que autorizaba la caza en contrapasa de paloma torcaz en Guipúzcoa, siendo desestimado el recurso por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco. Entonces, nuestra organización la recurrió en casación ante el Tribunal Supremos que también dio la razón a la Diputación y condenó a SEO/BirdLife a costas. Inasequibles al desaliento llevamos el caso ante el Tribunal Superior de Justicia de las Comunidades Europeas, instancia que finalmente nos dio la razón en 2005. Por supuesto, los tribunales españoles no se desdijeron ni nos devolvieron las costas y demostraron que hubiera sido mejor que se dedicaran al bonito juego de la cara y la cruz echando una moneda al aire ya que conforme al cálculo de probabilidades, hubieran acertado la mitad de las veces.

Aunque parezca mentira, la Diputación de Vizcaya, entendiendo que el alcance de la sentencia del Alto Tribunal europeo afectaba solo a Guipúzcoa decidió aprobar de nuevo la caza de paloma torcaz en contrapasa en 2005. Por supuesto, SEO/BirdLife volvió a recurrir a los tribunales. Sea como sea, ya sea por que en el TSJ del País Vasco ya saben más de leyes europeas o porque no querían otro revolcón europea dictó una sentencia ejemplar que condenaba a la Diputación por aprobar una orden ilegal. La Sentencia vino precedida por medidas cautelares que impidieron que ese año se cazase en contapasa. Sin embargo, los cazadores vascos no se dieron por satisfechos y recurrieron en casación al Supremo. Pues bien, este alto tribunal, lejos de lo que dictó la primera vez, dictó sentencia a favor de SEO/BirdLife condenando a costas a los cazadores.

Conclusión: La contrapasa está acabada en este país.

Un periodista me preguntó si estaba feliz por este éxito de SEO/BirdLife y le contesté que realmente no mucho. Solo pensar que han sido necesarios 24 años de aplicación de la Directiva de Aves, 5 sentencias, y que las ONG vayamos solas ante los tribunales a defender la legalidad vigente sin el amparo de ninguna administración española, para que las administraciones no aprueben órdenes ilegales me produce una extrema tristeza.

En cualquier caso, está claro que solo una organización fuerte como SEO/BirdLife puede hacer frente a estos ataques a la Directiva de Aves. Por ello, animo a los que tengáis ánimo de leer este escrito de que animéis a vuestros amigos y familiares a hacerse socio de SEO/BirdLife.

1 comentario:

José Luis dijo...

Enhorabuena, y mucho ánimo. Ahí estaremos.

Publicar un comentario en la entrada