Dos Mares: todavía queda algo de sentido común




El sábado se publicó la Declaración de Impacto Ambiental desfavorable de la autopista denominada Dos Mares, autopista de peaje entre la autovía Meseta-Cantábrico (A-67), en Cantabria, y la autopista Bilbao-Zaragoza (AP-68), en las inmediaciones de Miranda de Ebro. No hay más que leer la Declaración de Impacto Ambiental para saber la barbaridad que se trataba y del esfuerzo que ha invertido SEO/BirdLife en qué no salga adelante (Pincha aquí para leer la DIA).

No voy a entrar en detalles de su impacto ya que la DIA tiene 30 páginas de datos que vienen a motivar la declaración desfavorable por parte del Ministerio de Medio Ambiente de este proyecto. Pero solo con decir que lo que se proponía es una nueva autopista, por un corredor nuevo, que atravesaría 25 espacios de la Red Natura 2000 y que no ahorra casi tiempo al usuario que la utiliza, deja claro la falta de sentido común de aquellos que lo propusieron. Tal vez habría que reclamar a los que se empecinaron en presentar este proyecto que sufraguen de su bolsillo los enormes costes económicos de las haciendas públicas que se han desembolsado hasta el momento para una autopista imposible. No proponer proyectos faraónicos imposibles de llevar a cabo es una medida de ahorro, tan eficaz, como rebajar los sueldos de los funcionarios o congelar las pensiones.

En próximas entradas si me gustaría analizar algunas partes de la DIA que son extremadamente interesantes para futuras evaluaciones de impacto ambiental.

Mientras tanto habrá que disfrutar del que es sin duda la mejor noticia del verano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada