¿Ríos o canales?



Hace un par de días con la decisión de impedir el Campo de Golf de Son Bosc afirmé que todavía quedaba algo de raciocinio en la especie humana, pero hoy lo pongo en duda.

El miércoles pasado, el consejero de Agricultura y Alimentación del Gobierno de Aragón, Gonzalo Arguilé, en una Comisión de Agricultura en las Cortes demostró tener poca sensibilidad y nulo conocimiento del territorio que tiene que gestionar. En esa comparecencia abogó por dragar los cauces de todos los ríos de Aragón para prevenir avenidas y daños ya que considera que “dragar un río es natural como la vida misma". Además, solicitó un gran pacto regional para “domesticar” los ríos aragoneses y para excluir de evaluación ambiental la limpieza de cauces. Y para terminar arremetió contra los ecologistas por denunciar las actuaciones en los cauces que consideran ilegales.

Bueno, creo que hay poco que comentar a sus declaraciones, ya que se descalifican por si mismas. Solo decir que este consejero es el que tiene secuestrado el Plan de Recuperación del Cernícalo Primilla, para salvar a los agricultores de no se qué amenazas, lo que supondrá que SEO/BirdLife solicite a la Comisión Europea que reabra la Queja de Monegros.

Muchas veces las medidas más populistas pueden ser las que, en primera instancia, se vuelvan contra la sociedad y más tarde contra el gobierno que las lleva a cabo.

Aragoneses, por si es el caso, acercaros a despediros de vuestros ríos.

Viñeta de El Roto. El Ministro de la viñeta seguro que representa a todos los políticos que piensan que pueden moldear la Naturaleza a su antojo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada