El engaño del aeropuerto de Ciudad Real



Campo de Calatrava por su alto valor para las aves esteparias ha sido declarada como IBA y como ZEPA. Pese a todo, unos promotores privados apoyados financieramente por Caja Castilla-La Mancha y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha construyeron un aeropuerto internacional. Desde luego lo hicieron con la oposición de SEO/BirdLife y eso les costó 8 años de calvario para aprobarlo, 3 Declaraciones de Impacto Ambiental, 2 procedimientos de infracción comunitaria, mucho dinero en medidas compensatorias y, algunas malas lenguas dicen que, incluso la pérdida de Caja Castilla-La Mancha para la región.

La Junta tenía las ideas claras:
1) Ciudad Real tenía necesidad de tener un aeropuerto internacional y por lo tanto declararon el proyecto como de Interés Regional y de interés público de primero orden. Por lo tanto no había opción de no construirlo.
2) En Ciudad Real no hay otra ubicación en la que fuese posible construir el aeropuerto.

Desde luego, cualquiera que conozca algo la provincia de Ciudad Real sabe que ninguna de las dos premisas de la Junta tenían muchos visos de ser sólidas, pero tanto el Gobierno de España como la Comisión Europea aceptaron “pulpo por animal de compañía” y dieron su visto bueno a la aberración medioambiental que supone construir un aeropuerto internacional en una IBA de aves esteparias.

Sin embargo, poco a poco se va demostrando que tanto los promotores como la administración castellanomanchega no solo nos engañaba a todos sino que se auto-engañaban ellos mismos.

Está claro que muy, muy necesario no sería el aeropuerto para la provincia de Ciudad Real si se trata de un aeropuerto que no tiene prácticamente tráfico, de hecho mañana lunes solo operará un avión en el aeropuerto de Ciudad Real y lo hace a Palma de Mallorca. Si realmente hubiera un interés público de primer orden la administración garantizaría un tráfico mínimo a los destinos que determinasen ese interés. Vamos, lo mismo que hace la EMT con las líneas de autobuses en la provincia de Madrid.

Pero ahora, nos hemos levantado con la noticia de que la Junta ve con buenos ojos que el aeropuerto se convierta en una base militar de los Estados Unidos de Norte América. A mi no me cabe la menor duda que si esto es así se demostraría definitivamente el engaño de la Junta a la Comisión Europea y a la sociedad española. Está claro que se trataba tan solo de un interés económico espurio y que, al no dar los beneficios económicos a los promotores y a la región, hay que salir por dónde se pueda.

De hecho, Villar del Pozo, municipio en el que se encuentra el aeropuerto ha solicitado ser candidato a albergar el Almacén Temporal Centralizado de residuos nucleares (ATC) por suponerles una riqueza económica y para “tratar de frenar el despoblamiento”. ¿Parar el despoblamiento? ¡Pero si tienen un aeropuerto internacional!

Habría que decirles a los ciudadanos de Villar del Pozo que tal vez hubiera sido una mayor fuente de riqueza para su municipio que vuelen las avutardas por sus campos que aviones de Air Berlin o F16 norteamericanos. Además de ser más bonitas hacen menos ruido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada