Proyecto de mina a cielo abierto en Zilbeti




La empresa Magna (http://www.magnesitasnavarras.es/) se ha propuesto, con la ayuda del Gobierno de Navarra, explotar un filón de magnesita al lado del pueblo de Zilbeti, en pleno centro del espacio protegido ZEC “Monte Alduide”. Se trata de hacer una mina a cielo abierto en un hayedo en el que se reproduce, entre muchas otras especies protegidas, el pico dorsiblanco, especie catalogada como En Peligro de Extinción.

Según la empresa “el proyecto responde a la necesidad de continuar la explotación de magnesita ante la progresiva extinción de las reservas del yacimiento de Azcárate, único en explotación que abastece la fábrica de Zubiri”. Efectivamente, en este momento se está llevando a cabo las consultas públicas en el trámite de evaluación de impacto ambiental, pero la decisión ya está tomada ya que el Gobierno de Navarra, la Mancomunidad de Oiarmendi, el Concejo de Erro, el Concejo de Zilbeti, el Ayuntamiento del valle de Erro y la empresa Magnesitas Navarras SA (Magna) firmaron el 23 de abril el acuerdo por el que la empresa implantará en Zilbeti (valle de Erro) la nueva cantera a cielo abierto. Según la rueda de prensa que llevaron a cabo con motivo de la firma Magna, la explotará junto a la cantera de Eugi, a la que le quedan 5 años de vida, y así mantendría sus 170 empleos al menos 12 años más.

Es decir, con el objeto de no complicarse la vida a la hora de mantener 170 empleos se está dispuesto a destruir un espacio protegido y aumentar el riesgo de extinción del pico dorsiblanco. Hay que tener en cuenta que en ese hayedo se reproduce un 40% de las parejas de pico dorsiblanco del espacio protegido y un 5% de toda la población Navarra. ¿A nadie se le ha ocurrido hacer una reconversión industrial? La magnesita es un mineral muy escaso en España y que tiene otras alternativas en el mercado (incluso la sal marina) por lo que tarde o temprano se agotará el negocio. Tal vez habría que decirle a Magna que debe reconvertirse a los áridos o a cualquier otro mineral.

Desde luego, los proyectos de Magna y del Gobierno Navarra no tienen encaje con la legalidad vigente por lo que se presenta una batalla grande y dura. Pero es que además, el proyecto tiene una gran contestación social. Prueba de ello es que el viernes pasado se registraron 1.600 alegaciones en contra de personas de la región (pincha aquí para más información).

Lo mejor de todo, es que el estudio de impacto ambiental asegura que el espacio protegido de la Red Natura 2000 no tendrá impactos negativos. Mientras no seamos capaces de asegurar que los estudios de impacto ambiental se hagan bien, difícilmente podemos esperar que el procedimiento de EIA tenga alguna utilidad.

Está claro que la cantera de Zilbeti es otra buena razón para seguir en la brecha.

MIra también esta entrada: http://plumayconservacion.blogspot.com/2010/09/el-destrozo-de-zilbeti-en-imagenes.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada