500.000 fringílidos capturados fraudulentamente cada año en España




No es ningún secreto que en España hay una gran afición en tener aves canoras en jaulas. No hay más que andar por las calles de cualquiera de nuestros pueblos y ciudades para oír en las terrazas los cantos de jilgueros, verderones y pardillos. Pues bien, para abastecer la necesidad de todos estos aficionados las administraciones públicas dan en promedio unas 21.500 autorizaciones al año para capturar entre 200.000 y 600.000 aves silvestres. Así un año tras otro. La realidad es que se capturan muchas más y que probablemente el número de aves capturadas ronden el millón. De las aves capturadas muchas se mueren, otras son liberadas y el resto se guardan en jaulas.

La cuestión es que la Directiva de Aves no permite la captura de ningún ave silvestre, salvo las que se consideran cinegéticas. Cualquier otra especie requiere acudir a un régimen de excepciones definido en el artículo 9 de la Directiva que exige que se cumplan tres condiciones: primero, el Estado miembro debe limitar las excepciones para aquellos casos en que hubiere otra solución satisfactoria; en segundo lugar, la excepción debe fundarse en al menos uno de los motivos enumerados limitativamente en la Directiva (en este caso para permitir, en condiciones estrictamente controladas y de un modo selectivo, la captura, la retención o cualquier otra explotación prudente de determinadas aves en pequeñas cantidades), y, en tercer lugar, las excepciones deben responder a los precisos criterios de forma enumerados en el apartado 2 del mismo artículo que tienen por objeto limitar las excepciones a lo estrictamente necesario y permitir la supervisión de las mismas por la Comisión.

La cuestión es que la captura de fringílidos para enjaular no cumple con la primera de las condiciones, ya que si que existen otras soluciones satisfactorias para que los ciudadanos europeos puedan tener aves en jaula, se llama cría en cautividad. La cría en cautividad de estas especies es bien conocida y en muchos países es la única fuente de aves para jaula. Pero no es que SEO/BirdLife lo diga, el propio Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas ha sentenciado a Bélgica por dos veces por autorizar la captura de fringílidos.

¿Entonces, si está tan claro que no es legal por qué España lo sigue autorizando? Es una pregunta que no tiene una clara respuesta salvo que somos un país con gran tradición de incumplimiento de las directivas ambientales.

En cualquier caso, Cataluña ya ha sacado a información pública una Orden para prohibir la captura de fringílidos. Según mi información la Generalitat recibió unas 2.000 alegaciones en contra y solo una a favor, la de SEO/BirdLife. En el momento en el que Cataluña lo apruebe será la primera comunidad autónoma en hacerlo.

Por su parte, SEO/BirdLife ya ha anunciado que empezará a recurrir cuantas órdenes de Comunidades Autónomas permitan estas capturas. Ya está bien que cientos de miles de aves, probablemente cerca de un millón de aves se capturen todos los años de forma fraudulenta. Espero que en uno o dos años consigamos acabar con esta práctica desgraciadamente tan enraizada en nuestra cultura y que, como en otros países, los aficionados a las aves en jaula se surtan exclusivamente con aves criadas en cautividad.

8 comentarios:

xuan dijo...

Una verguenza claramente. Condenar a carcel de por vida a seres vivos tan frágiles como las aves.
Simplemente dire una cosa al respecto: Un simil con el dato de las alegaciones. Si de 2001 personas 2000 alegaron en contra y solo una lo hizo a favor. Saco la conclusión que de 2001 persona en este mundo merece la pena una. :)

miradadelince dijo...

yo cada vez veo menos pajarillos por los campos pero últimamente los veo más en parques y jardines de ciudades.
Ojalá estas prácticas de tener pájaros en cárceles minúsculas se acabe de una vez.

ferran dijo...

bien lo dices , no se podrá capturar mientras no haya una solución satisfactoria y de momento no la hay , la cría en cautividad en España es una utopía ya que no hay tradición ni conocimientos ni espacio donde hacerlo ya que se requieren voladeras de grandes dimensiones , la mayoría de personas que capturamos pájaros no disponemos de espacio para la cría ni tampoco hembras para hacerlo ni esa es la esencia del silvestrista. Las personas que nos dedicamos a la captura lo hacemos legalmente , hasta hora es una practica legal y no cometemos ilegalidades, deja de enredar a la gente diciendo mentiras, hay excepciones como bien dice la directiva europea. Si en EU se disfruta criando que sigan haciéndolo, yo me siento español y no quiero renunciar a mis tradiciones .
los jilgueros, pardillos , etc no son especies amenazadas hay otras cosas que si las amenazan como son los pesticidas , la poda indiscriminada y la industrialización ya que donde antes había campos ahora hay polígonos eso es lo que hace daño a las aves y tu bien lo sabes ,si el silvestrismo tiene que acabar algún día deja que acabe solo, esto no es matar al toro es otra cosa, ha y el que este libre de pecado que tire la primera piedra ya que habeces quereis mas a una alimaña que a un ser humano.

JC Atienza dijo...

Estimado Ferrán, la ilgalidad no es que los silvestristas capturen aves, sino que las administraciones les den autorizaciones para hacerlo.

Yo estoy contigo que las amenazas del campo están en otro lado, aunque no tiene sentido dar al año autorizaciones para captura cientos de miles de aves silvestres. Es posible que ahora los aficionados no estén preparados para ponerse a criar, pero estoy seguro que en cuanto sea necesario la gente se pondrá las pilas.

A mi juicio si existen alternativas, tanto para tener aves en jaula como para capturar aves silvestres, Para la primera se llama cría en cautividad y para la segunda anillamiento científico. Desde luego hace falta una reconversión, pero a la larga creo que todo el mundo quedará satisfecho.

JC Atienza dijo...

Lo siento alf, no se toleran insultos en este blog.

JC Atienza dijo...

Rogerio, muchas gracias por la información. Haremos buen uso de ella. Borro tu post para que nadie haga mal uso de ella.

escribenos dijo...

Hola Juan Carlos.
Ante todo mi respeto por tu opinion valiente
Yo soy silvestrista con autorizacion y cumplo a rajatabla con la lesglacion, capturando selectivamente fringilidos con red abatible, en los periodos de veda, seleccionando los mejores ejemplares y dando suelta a los demas a traves de mi sociedad ornitologica firmando y anillando las aves, todo esto esta regulado a traves de la FOCSE como sabes, no matamos ningun animal y somos muy cuidadosos con el medio ambiente. ¿que pasa entonces con las miles de licencias de escopetas que si matan aves y animales de todo tipo para luego acabar muchos en el cubo de la basura?
Esta aficion del silvestrismo y la ornitologia deportiva te hace ser amante de la naturaleza, ser sensible y agudizar el oido a los cantos de los distintos fringilidos , y amar verdaderamente a las aves paseriformes.
Estoy de acuerdo contigo que las capturas masivas e ilegales se persigan duramente, tambien la comercializacion de estas, pero no la captura regulada y controlada como hasta ahora se hace.
yo espero que esto continue muchos años por que prefiero que mis hijos sean aficionados al silvestrismo y cojan 4 jilgueros que sean aficionados al botellos y cojan borracheras y malos habitos.
Y por otro lado no hacemos nada fuera de la ley
Feliz año 2011 Juan Carlos y gracias por dejar participar

Glayo dijo...

Más dañino aún que la práctica legal de esta actividad es el abuso que de ella se realiza aprovechando las autorizaciones que se otorgan y el escaso control a que se somete.

Publicar un comentario