SEO/BirdLife, los villanuevenses y el medio ambiente




Lisístrata: Lampito, todas las mujeres toquen esta copa, y repitan después de mí: no tendré ninguna relación con mi esposo o mi amante.
Cleónica: No tendré ninguna relación con mi esposo o mi amante.
Lisístrata: Aunque venga a mí en condiciones lamentables.
Cleónica: Aunque venga a mí en condiciones lamentables. (¡Oh Lisístrata, esto me está matando!)
Lisístrata: Permaneceré intocable en mi casa.
Cleónica: Permaneceré intocable en mi casa.
Lisístrata: Con mi más sutil seda azafranada.
Cleónica: Con mi más sutil seda azafranada.
Lisístrata: Y haré que me desee.
Cleónica: Y haré que me desee.
Lisístrata: No me entregaré.
Cleónica: No me entregaré.
Lisístrata: Y si él me obliga.
Cleónica: Y si él me obliga.
Lisístrata: Seré tan fría como el hielo y no le moveré.
Cleónica: Seré tan fría como el hielo y no le moveré.
(...)
Lisístrata: ¿Todas han jurado?
Mirrina: Todas.


Así comienza y termina el juramento de las mujeres atenienses en la obra de aristófanes titulado “Lisístrata, los acarnienses y la paz”. En esta obra los hombres atenienses piensan que ir a la guerra es el único camino para garantizar el desarrollo de su pueblo y son las mujeres lideradas por Lisístrata las que consiguen la paz poniendo a sus maridos ante la tesitura de elegir entre la guerra o el sexo.

En el siglo XXI las macro urbanizaciones con campo de golf son vistas por todos nuestros alcaldes como la única fórmula de desarrollo y hay que convencerles de que otras formas son posibles. Difícil sería convencer a sus parejas de hacerles dormir en el sofá, pero tal vez, los votantes podamos ponerles en la tesitura de elegir entre conservar nuestro patrimonio natural o retirarles nuestros votos.

En Villanueva de Gómez, SEO/BirdLife quiso hacer de Lisístrata….

¿Quién quiere ser Cleónica?

1 comentario:

Noelia Jiménez dijo...

Hola, Juan Carlos:

Soy Noelia Jiménez, redactora de laSexta. Necesito localizarte por este asunto.

Gracias!

Publicar un comentario