Un poco más de costa para las aves




Hoy informa el diario El País la conclusión de la rehabilitación de un total de 4,5 hectáreas que han quedado libres de la ciudad de vacaciones del Club Méditerranée que se erigía desde 1962 en el cabo de Creus, en el extremo norte de la Costa Brava. Se trata del derribo más importante que ha llevado a cabo el Ministerio de Medio Ambiente. La recuperación del paraje natural ha costado 11,5 millones y siete años de trabajo.

Ahora necesitamos preservar lo que nos queda de costa y seguir recuperando más superficie de la inconsciencia de nuestros ayuntamientos y mientras tanto conseguir la demolición del Algarrobico.

2 comentarios:

Paisa dijo...

muy bueno! ojala el ejemplo se siga en otros sitios!

José Luis dijo...

Que se siga el ejemplo, y que se evite iniciar otras barbaridades; algo que, si sigue adelante la reforma de la Ley de Costas, será posible...

Publicar un comentario en la entrada