¿Cuanto cuesta que destruyan nuestra biodiversidad?





Cada vez está más claro que no solo no tienen que pagar los que más destruyen, sino que nosotros les pagamos por destruir.

El pasado 23 de Junio SEO/BirdLife y WWF presentaron el informe “¿Quién contamina cobra? que relaciona claramente los pagos de la política agraria común con la destrucción de nuestro patrimonio natural y nuestra biodiversidad.

El estudio mostraba una relación perversa entre la intensidad de los pagos y el estado ambiental de la zona (agua sobreexplotada o contaminada, degradación del paisajes, etc.), en aquéllos países donde los pagos están basados en referencias históricas. También se observa que se mantienen de manera generalizada pagos muy altos a explotaciones que están destruyendo activamente la biodiversidad o que simplemente no producen ningún tipo de bien público. Mientras, los Sistemas Agrarios de Alto Valor Natural reciben ayudas marginales

Y lo peor de todo es que desde la Comisión Europea se viene defendiendo a la PAC como un fondo que debe financiar en parte la Red Natura 2000.

Pero este es solo un ejemplo. Ayer Luis Atienza, Presidente de Red Eléctrica Española denunciaba las ayudas abusivas a las energías renovables y en especial a la energía fotovoltaica. Según sus cálculos a esta energía se la financia con unas primas y con el compromiso de comprar toda su energía al coste real. Coste que va desde los 70 euros megawatio hora (MW/h) de la energía eólica a los 440 euros megawatio hora (MW/h) de la fotovoltaica. Y digo yo, ¿pagando todo este sobrecoste no podemos exigir que se instalen estas plantas productoras en lugares que no supongan un atentado contra la biodiversidad?

Estoy convencido que todos los ciudadanos debemos colaborar financieramente, a través de nuestros impuestos, con el desarrollo rural, con la agricultura y con las energías renovables, pero somos unos masocas si no exigimos que se haga con todas las garantías para salvaguardar nuestro Patrimonio Natural.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada