Cainismo: con el corazón en un puño



Esta tarde hemos podido vivir en directo un episodio conmovedor que ocurría en las mismísimas entrañas del Parque Nacional de Cabañeros. El mayor de los tres hermanos de la pollada del águila imperial ibérica empezó a atacar a sus hermanos hasta expulsarlos del nido. El más pequeño terminó bajo la plataforma, y el mediano en el mismo borde del nido. Este es un comportamiento habitual en las grandes águilas que normalmente no tenemos la ocasión de ver en directo. En este caso, gracias a la webcam que tiene instalada SEO/BirdLife en el Parque Nacional, un gran número de atónitos espectadores manteníamos nuestro corazón en un puño.

Tras un par de horas de incertidumbre llegó la hembra y puso paz. Poco a poco fue recuperando los pollos más pequeños y reincorporándolos al nido. Puedes ver la escena en la que recupera al pollo más pequeño guiándole hasta el nido y luego le dad de comer, siguiendo el enlace que hay más abajo (el pollito está en la esquina inferior derecha del plano).



Al comportamiento del pollo grande se le denomina cainismo y es frecuente en las grandes rapaces. Se trata de un comportamiento desarrollado para ajustar el tamaño de la pollada a la disponibilidad de alimento. Si el año es bueno, nacerán varios pollos y todos tendrán tanta comida que no les quedarán ganas de pelear, de lo cebados que estarán. Si el año es malo, entonces los pollos se pelearán y solo quedarán en el nido los más fuertes. Las águilas ponen un huevo diario o incluso cada dos días, y comienzan a incubar desde la puesta del primer huevo, lo que hace que los nacimientos sean asincrónicos, siendo unos hermanos mayores que otros. En las águilas, nacer la última no es buena cosa. Los Montes de Toledo tienen poco conejo, de hecho esta pareja de águila imperial alimenta a sus pollos a base de culebras y lagartos. Por eso es importante trabajar por hábitats en buen estado de conservación.

 Si quieres saber más, puedes consultar la página web del Programa Alzando el Vuelo, o el blog de la cámara web.  


Nota del autor: Esta entrada fue publicada en el blog "Pluma y Conservación" de Público el 17/5/2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada