El embalse de Biscarrués destapa el fraude de la modernización de regadíos




El objetivo del polémico Embalse de Biscarrués, en el río Gállego, es incrementar las garantías del sistema de Riegos del Alto Aragón en unos 30 Hm3 al año. Durante el, aún inconcluso, procedimiento de evaluación de impacto ambiental, la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental solicitó a la Confederación Hidrográfica del Ebro que evaluase como alternativa a la construcción del Embalse de Biscarrués la modernización de regadíos del complejo de Riegos del Alto Aragón con el objeto de ahorrarestos 30 Hm3 y hacer, así, innecesaria la construcción de un embalse embalse con gran impacto ambiental. La contestación de la Confederación de 2 de marzo de 2011, enviada por la Directora General del Agua, lejos de aclarar el asunto, nos llena de perplejidad y de dudas:

“La modernización de regadíos es una labor que se viene haciendo de forma sistemática en Riegos del Alto Aragón, que actualmente es la comunidad de riegos más moderna e importante del territorio nacional […] La modernización de regadíos no libera recursos sino que es una medida que aumenta la eficiencia en el uso del agua y que, por su propia naturaleza de medida complementaria, ha de acompañar a la medida a la que complementa que es la aportación neta de recursos nuevos al sistema con nuevas estructuras de regulación. Por lo tanto, la modernización de la zona regable de Riegos del Alto Aragón, que ya se encuentra muy avanzada, necesita de la inyección de los nuevos recursos que aportará el embalse de Biscarrués.

Sobre los efectos de la modernización de regadíos resultan reveladores los datos proporcionados en la Cuenca del Ebro por la monografía nº 26 del 2009 del INIA (Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria perteneciente al Ministerio de Ciencia e innovación) “Efecto de la modernización de regadíos sobre la cantidad y calidad de las aguas: la cuenca del Ebro como caso de estudio” en la que dice que “La modernización de regadíos implica un aumento de consumo de agua y, por tanto, una disminución de su disponibilidad en la cuenca […]


La argumentación es muy sencilla, y a su vez perversa:

1) Hemos modernizado los regadíos de Riegos del Alto Aragón Y 2) los regadíos modernizados necesitan más agua que los no modernizados POR CONSIGUIENTE 3) necesitamos construir nuevos embalses para garantizar las dotaciones. Para la Confederación esto es un truismo o verdad de La Palice, para mi es del todo desconcertante.

Tal vez me parece desconcertante porque desde el Ministerio se nos han vendido las modernizaciones de regadío como un medio de ahorro de agua.

  ¿Hablando con lengua de serpiente?

Según nota de prensa del Ministerio del 1 de octubre de 2009:

La Directora General ha participado hoy, en Esquedas (Huesca), en la XI Jornada Informativa de Riegos del Alto Aragón. Durante su intervención, Marta Morén ha anunciado que la inversión total prevista para esta Estrategia asciende a unos 2.372 millones de euros, de los que se estima que el Gobierno de España aporte alrededor de 1.415 millones de euros. Asimismo, ha afirmado que con esta Estrategia se conseguirá un ahorro de más de 1.100 hm3 de agua al año y que la superficie afectada superará las 860.000 hectáreas.

Marta Morén ha recordado que la futura Estrategia Nacional para la Sostenibilidad de los Regadíos Horizonte 2015 pretende continuar con la modernización, la eficiencia y sostenibilidad en el uso de agua en los regadíos, potenciando el ahorro de agua para que se puedan liberar recursos, que contribuyan de forma eficaz a la gestión de los sistemas hidrológicos en todas las cuencas. Además, las actuaciones que se llevarán a cabo deberán contribuir al sostenimiento y mejora del medio ambiente en el territorio, armonizando la modernización de los regadíos con el sostenimiento y el desarrollo de los ecosistemas”.


¿Ahorro de 1.100 Hm3? ¿No quedamos en que con la modernización no se ahorra? En el caso de Biscarrués, la modernización de Riegos del Alto Aragón, parece suponer la necesidad de más recursos hídricos y la construcción de un embalse que destruya el río Gállego, su ecosistema, un Lugar de Importancia Comunitaria y siete territorios de milano real catalogado como En Peligro de Extinción ¿Dónde está la armonización de la modernización de los regadíos y el sostenimiento de los ecosistemas?

Lo cierto es que la web del Ministerio está llena de notas de prensa en la que se liga directamente la modernización de regadío con el ahorro de agua y hasta cierto punto es normal, que se de una justificación ambientalmente poderosa, ya que aprobar una modernización de regadío supone la declaración de utilidad pública, la urgencia a los efectos de la ocupación de los bienes afectados y el compromiso de una fuerte inversión pública, de la cual una parte nunca se recupera, y otra no antes de cincuenta años. Y lo que es más importante, un desembolso de dinero público que va directamente a un sector productivo que mejora su competitividad frente al mismo sector en otras regiones o países de la Unión Europea. Así que el ahorro de agua, es solo una tapadera.

  ¿En qué consiste la modernización de regadíos desde el punto de vista económico?

Pongamos un solo ejemplo con los regadíos del Alto Aragón. Según la web de Riegos del Alto Aragón “La financiación de las obras previstas por las comunidades supone una operación a 50 años en dos fases. Hay una primera aportación de los regantes del 33% del presupuesto. Eso será posible con un crédito bancario a devolver en 25 años. El otro 67%, que adelantará la empresa pública Seiasa del Nordeste en un principio, será devuelto del año 26 al 50 después de finalizada la modernización, sin intereses ni en los años de carencia ni en el período de amortización. La recuperación de la aportación de la citada sociedad se efectuará mediante el establecimiento de tarifas, según se indica en los convenios que ya han sido suscritos. Los retornos europeos, aproximadamente un 17%, serán a descontar de la deuda con la Seiasa del Nordeste.” Y más adelante indica que “El objetivo de este proyecto es asegurar el riego en invierno para los cultivos hortícolas, aunque no haya agua en los canales.”

Así que lo que hacemos es beneficiar con fondos públicos, nacionales y europeos, los negocios privados de unos pocos, para ser más competitivos frente a agricultores franceses o italianos. Es como si el Estado hiciese un préstamo de 50 años, sin intereses, a comenzar a pagar dentro de 25 años, y buscando una cofinanciación europea del préstamo, a cualquier empresa para mejorar sus instalaciones y poder vender más barato en el mercado internacional ¿A quién no le interesa estas condiciones para montar una empresa? ¡Hasta yo me hago emprendedor!

  ¿Fraude o frade?

¿Fraude o frade? Tal vez las dos, si nos atenemos al dicho popular “gente de sotana, logra lo que le da la gana”. En este caso, la administración española consigue derivar cuantiosos fondos públicos al sector agrícola nacional, mediante la modernización de regadíos, sin oposición de los ecologistas ni de las autoridades de la Unión Europea, mostrándolo como una actividad medioambiental que ahorrará agua y ayudará al sostenimiento de los ecosistemas, cuando la realidad es muy diferente, la medida supone una subvención encubierta al sector agrícola que de forma perversa repercute en un peor estado de las masas de agua.

  Epílogo

Decía Hipócrates que la vida es breve, el arte largo, la experiencia engañosa y el juicio difícil y algo así debe de ser en este caso, ya que la experiencia en materia de modernización de regadíos es engañosa y juzgar si se trata de un fraude, o solo una pillería política, difícil. De lo que no hay duda es que la vida es breve, y que algunos tienen tanto arte, que son capaces de hacer pasar la modernización de regadíos, por lo que nunca ha sido: un ahorro de agua.

SEO/BirdLife, WWF, Greenpeace, Ecologistas en Acción, Amigos de la Tierra y la Fundación Nueva Cultura del Agua se han opuesto a la autorización del Embalse de Biscarrués. Algunas de sus argumentos lo puedes encontrar en esta nota de prensa


Nota del autor: Esta entrada fue publicada en el blog "Pluma y Conservación" de Público el 11/7/2011

2 comentarios:

Ernesto Villodas dijo...

¡¡Vaya Juan Carlos!! Echaba de menos este sitio. Ahora hay mucho que leer pero me alegro de que hayas retomado el blog. Enhorabuena.

Manuel Mata dijo...

Menuda alegría cuando ha saltado la alarma de mi blog, ahora no lo vuelvas a abandonar compañero.
Saludos, Lolo (Bauto)

Publicar un comentario en la entrada